(Myanmar) Myanmar sigue en la lista negra de EE.UU. de libertad religiosa

Publicado diciembre 05, 2022, 12:39 pm
4 mins

Myanmar, gobernada por los militares, ha sido incluida por Estados Unidos entre los 12 países “especialmente preocupantes” por violaciones de la libertad religiosa.

Myanmar, antes conocida como Birmania, se unió a China, Pakistán, Rusia, Arabia Saudí, Tayikistán, Turkmenistán, Cuba, Eritrea, Irán, Nicaragua y Corea del Norte en la lista negra de Washington por haber cometido o tolerado violaciones especialmente graves de la libertad religiosa, según la Ley de Libertad Religiosa Internacional de 1998, según declaró el 2 de diciembre el Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

Argelia, la República Centroafricana, las Comoras y Vietnam fueron incluidos en la lista de vigilancia especial por participar o tolerar graves violaciones de la libertad religiosa.

“El anuncio de estas designaciones se ajusta a nuestros valores e intereses de proteger la seguridad nacional y promover los derechos humanos en todo el mundo. Los países que salvaguardan eficazmente estos y otros derechos humanos son más pacíficos, estables, prósperos y socios más fiables de Estados Unidos que los que no lo hacen”, declaró Blinken.

Afirmó que Estados Unidos continuará vigilando cuidadosamente la situación de la libertad de religión o creencia en todos los países del mundo y defenderá a quienes sufren persecución o discriminación religiosa.

Entre las entidades implicadas en persecución o discriminación religiosa figuran grupos extremistas como Al Shabab, Boko Haram, ISIS-Gran Sahara y los talibanes, que fueron incluidos en la lista de “Entidades especialmente preocupantes”.

Myanmar, asolada por el conflicto, permanece en la lista de Países de Especial Preocupación en la que fue incluida en 2019 tras una recomendación de la Comisión Estadounidense para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF, por sus siglas en inglés), que señaló en un informe de 2022 que Myanmar seguía cometiendo violaciones generalizadas y atroces de la libertad religiosa, en particular contra los musulmanes rohingya y los cristianos de minorías étnicas.

“Las comunidades confesionales, incluidas las minorías etnorreligiosas cristianas, se enfrentan ahora a una persecución que algunos han comparado con la que sufren los rohingya desde 2017”, señaló el USCIRF en un informe publicado en agosto.

Más de 700.000 rohingya se vieron obligados a huir del estado de Rakhine al vecino Bangladesh tras una sangrienta represión militar en agosto de 2017.

La minoría cristiana del país, predominantemente budista, se ha enfrentado a una mayor persecución y opresión bajo la junta militar desde que tomó el poder el 1 de febrero de 2021 tras derrocar al gobierno civil electo dirigido por Aung San Suu Kyi.

Iglesias, instituciones, clínicas y conventos de los bastiones cristianos de los estados de Kachin, Kayah, Karen y Chin han sufrido ataques aéreos y bombardeos de artillería, mientras que sacerdotes y pastores han sido objetivo de la Junta.

Miles de cristianos se han visto desplazados y han buscado refugio en iglesias, casas de familiares y en la selva bajo el régimen de terror del ejército de Myanmar.

Estados Unidos ha impuesto una serie de sanciones a los golpistas, sus familias y empresas vinculadas al ejército por las atrocidades cometidas contra civiles, incluidas minorías étnicas, tras el golpe.

Las matanzas, violaciones y otras atrocidades perpetradas en 2017 contra los musulmanes rohingya en el estado de Rakhine fueron calificadas de genocidio por Estados Unidos en agosto de 2022.

Los cristianos representan alrededor del 6% de los 54 millones de habitantes de Myanmar, mientras que el budismo es la religión del Estado, a la que se adhiere casi el 89% de la población.

Fuente: UCAnews

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.